Gótica, mina de oro, ciudad atractiva para el ojo del extranjero. Puede parecer inocente y tranquila, pero la verdad es que desde sus más recónditas raíces siempre estuvo aliada con la violencia y más crueles actos de los infames. Según los rumores de los más expertos en el tema de su historia, Ciudad Gótica fue sede de rituales que dejaban ceder la victoria los mortales, dando lugar a su eterna alianza con la oscuridad. Es el lugar predilecto para que toda clase de criminal cometa sus fechorías, la anarquía invade sus calles, día y noche, los despavoridos huyen de la mala suerte que los acecha diariamente. Nadie quiere ser víctima de un acto que de fin a su vida, o traume por siempre, pero han de despertar. Ya esta ciudad no es lo mismo que en algún pasado fue.




























¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Jue Mayo 03, 2012 8:12 pm.


Batman by rabbitty on Grooveshark

Últimos temas
» Once Upon a Time NEW ELITE
Sáb Feb 22, 2014 8:13 am por Invitado

» The Scars will remain {#} | Normal.
Mar Feb 05, 2013 4:34 pm por Invitado

» Marvel Alliance (Afiliación elite)
Mar Feb 05, 2013 10:03 am por Invitado

» Registro de Pb
Lun Feb 04, 2013 10:09 pm por Irina V. Ivanov

» turn off the lights rpg // af. normal // TVD
Lun Feb 04, 2013 2:03 pm por Invitado

» Broken Curse - Elite {Confirmacion}
Lun Feb 04, 2013 7:13 am por Invitado

» California Game RPG -Normal, Nuevo-
Dom Feb 03, 2013 9:09 pm por Nora K. Zieler

» "El Otro Murciélago"
Dom Feb 03, 2013 5:17 pm por Edward Nygma

» Re-Apertura de Gotham Darkest Hour
Dom Feb 03, 2013 2:19 pm por Nora K. Zieler


Nora K. Zieler

Bruce Wayne

Selina Kyle

Barbara S. Gordon

Ethan Wesker

Jonathan Crane






Gossip Girl RPG The Hunger Games RPG Titanic RPG Midnight Institute... Vampiros, ángeles, magia y más. Image and video hosting by TinyPic

Creative Commons License

Gotham Darkest Hour está protegido bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License, reservándose todos sus derechos tanto gráficos como reglamentarios. Foro basado en el universo de Batman, cualquier copia y uso del material establecido aquí, será demandado legítimamente en foroactivo.

"El Otro Murciélago"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"El Otro Murciélago"

Mensaje por Edward Nygma el Dom Feb 03, 2013 5:17 pm





Ambientación
Mientras los villanos más peligrosos de Batman se unen para causar caos y terror en Ciudad Gótica, otro Murciélago aparece en las calles, sembrando el pánico entre los malhechores. Desde hace ya varios días, mientras los hospitales sufren ataques y gente desaparece sin razón alguna, este otro justiciero nocturno aparece para detener a los responsables… Sin embargo, sus métodos son más crueles que los de cualquier otro villano y al final siempre terminan en muertes. Batman nunca mata, esa es su ley, pero este Murciélago pareciera ser un asesino en masa que si bien frustra algunos ataques, termina cobrándose más vidas de las que salva.
La confusión se ha hecho presente entre los ciudadanos de Gótica, la policía acusa directamente a Batman y sus secuaces pero el comisionado Gordon está convencido de que se trata de un impostor. Los villanos aprovechan para hacer de las suyas y seguir manchando el nombre del verdadero Batman. Mientras tanto, Batman (el original) con ayuda de Robin y Oráculo, intentan desenmascarar el misterio del otro Murciélago: hay evidencias de que podría ser alguien que sabe perfectamente los movimientos del Caballero de la Noche, alguien incluso cercano a Bruce Wayne…
La identidad de este impostor sigue siendo inquietante. Muchos nombres figuran en la lista de sospechosos pero todos son tan improbables como el anterior. A menos que Batman logre detenerlo y quitarle la máscara, el otro Batman seguirá haciendo sus heroicas pero a la vez sangrientas apariciones.
Lo peor es que en realidad el hombre detrás de la máscara del nuevo Murciélago es alguien que conoce perfectamente a Bruce Wayne. El hombre responsable de una serie de metódicos pero desconcertantes asesinatos en meses pasados. Un ladrón de identidades…


El Otro Murciélago

Un relámpago cruzó el cielo.
Ciudad Gótica, desde ese punto tan alto y privilegiado, se veía hermosa: miles de agujas de acero se elevaban del suelo de la isla, las luces le daban un tono amarillento y uno que otro dirigible promocional avanzaba lentamente, aunque con ese clima pronto desaparecerían para evitar accidentes. Los autos iban y venían y de repente se escuchaban voces, lejanas, por supuesto. Gótica lucía sencillamente más hermosa de lo normal.
Otro relámpago y una figura, acuclillada en una gárgola, fue iluminada junto con el resto de la ciudad. Iba vestido de negro, con una capucha con orejas puntiagudas y una larga capa oscura que comenzó a moverse en tanto el aire comenzó a soplar, vaticinando la tormenta que se acercaba. Era el Caballero de la Noche.
El Murciélago.
Batman.
No se movió ni un centímetro cuando los rayos empezaron a ser más frecuentes, parecía estar absorto en sus pensamientos, siguiendo con sus ojos oscuros a los autos ir y venir, escudriñando cada edificio, tratando de escuchar todas las voces. Una gota cayó del cielo y llegó a la cabeza del enmascarado, resbaló por la frente de la máscara y fue a dar a su boca, la única parte descubierta del rostro de Batman; siguió quieto, mirando la inmensidad de la ciudad… Entonces, cuando la lluvia comenzó a ser más fuerte, una luz blanca apareció en el cielo. Un haz de luz sobresalió de entre todos los edificios e hizo que el Caballero de la Noche se moviera y levantara su vista a la señal. La Bati-señal. Su señal.
Una sonrisa casi cínica se dibujó en su rostro cuando escuchó la razón del porqué la señal había sido encendida: no muy lejos de donde se encontraba se escucharon gritos y un estruendo, parecido al de una explosión. Batman se levantó y se dejó caer al vacío. El aire frío y las gotas de agua golpearon su cara mientras descendía precipitadamente hasta que abrió la capa y planeó, cual murciélago.
Se dirigió unas cuantas calles más allá de donde se encontraba, su sombra se proyectaba sobre el suelo de la ciudad cuando los rayos cruzaban el cielo, hasta que vio una columna de humo cerca del banco de Gótica. Entonces descendió en picada y aterrizó majestuosamente, causando la sorpresa de quienes salían del banco con sacos de dinero llenos. La mirada de Batman, cargada de furia, los fulminó. Unos de ellos se dirigieron a una camioneta cercana, otros, sacaron sus armas y le apuntaron. Abrieron fuego sin chistar cuando el encapotado avanzó con paso lento hacia ellos. El traje lo protegía bastante bien, pues las balas rebotaban y caían más allá. Cuando estuvo algo más cerca de ellos, tomó de su cinturón la bati-garra y la disparó contra uno de ellos para desarmarlo, impulsado por el cable, Batman llegó hasta él y lo golpeó tan fuerte en la cara que lo dejó inconsciente y sangrando en el suelo. Los otros se acercaron para propinarle golpes torpes si se comparaban con la maestría del vigilante: les daba golpes en el estómago o les torcía las manos para que soltaran sus armas, sin embargo, el Murciélago se quedó con ellas y cuando logró quitarse de encima a los ladrones les apuntó. Se suponía que el Murciélago no usaba armas más allá de sus juguetes, por lo que los malhechores se quedaron fríos, con las narices rotas y el cuerpo adolorido, levantaron las manos y miraron con terror a Batman, que sonreía socarronamente y no dejaba de apuntarles con las pistolas.
Otro relámpago y una sombra, idéntica a la que proyectó Batman al planear hacia el banco, se dejó ver. Los ladrones soltaron alaridos de terror mientras veían acercarse a otro Murciélago. El que tenía las armas siguió con la mirada al que planeaba y entonces, en un rápido movimiento, descargó ambas pistolas sobre los ladrones. Cuando no quedaba ni una bala y los cuerpos muertos de los rateros cayeron secamente al suelo, Batman arrojó una bomba de humo a sus espaldas y accionó la bati-garra de nuevo para elevarse mientras la nube de humo cubría gran parte de la calle. Cuando se disipó, el Batman que acababa de llegar salió de entre el humo y observó, serio, la escena. La camioneta en la que iban el resto de los maleantes arrancó y se alejó del lugar. Batman se arrodilló a un lado de los ladrones muertos y apretó los puños.
Era ya la décima vez que pasaba algo parecido. Aunque las nueve anteriores eran aún más aterradoras y los botines habían desaparecido: había evidencia que indicaba que quien cometía los asesinatos se quedaba con el dinero robado. La voz de Bárbara, robótica gracias al efecto de la intercomunicación, sacó a Bruce Wayne de sus pensamientos:
—¿Bruce? ¿Todo bien? ¿Qué ocurrió? No me digas que…
—Sí, Oráculo —respondió secamente Batman mientras se levantaba y miraba hacia arriba. La lluvia no impidió que sus ojos vislumbraran una figura de pie, mirándolo desde el techo del edificio frente al banco—. El otro volvió a aparecer… Ya no hay nada más que hacer.

Desde su lugar, el otro Batman sonrió burlón y se retiró la máscara. Su rostro estaba cubierto de cicatrices, como si muchos pedazos de carne formaran su cara…


Navegación

I. Caos en Gótica
-Capítulo II (Próximamente).
¡Gracias Dr. Parrot!
avatar
Edward Nygma

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 01/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.